SANTA ISABEL

Café con aroma y sabor a mi Páramo

Gladys María Echavez vive en la finca Santa Isabel, ubicada en la vereda Hojancha, Pamplonita, Norte de Santander, Colombia. Gladys, inspirada en la tradición familiar de producción de café, describe como equilibra su vida con la protección del bosque que la rodea. Con su esposo, Pedro Cortés, cultivan arduamente y trabajan unidos para promocionar y vender en mercados locales. Con 30 años de experiencia, lograron cultivar sin productos tóxicos, ni sintéticos. 

 

Santa Isabel, se ha convertido en una pequeña empresa familiar, reconocida por su proceso orgánico, de alta calidad, y su compromiso con la protección del bosque y del agua. Adicionalmente, el cultivo de café captura dióxido de carbono (CO2), guardándolo principalmente en el tronco del arbusto, reduciendo así los gases de efecto invernadero en la atmósfera. 

Desde el 2019, esta familia hace parte de miPáramo®, una iniciativa público – privada y comunitaria para la conservación del bosque alto andino y páramo de Santurbán, en el nororiente colombiano, mediante acuerdos voluntarios con familias campesinas. La visión es lograr que la conservación de ecosistemas sea socialmente valorada, económicamente viable y que contribuya con la calidad de vida de las familias. miPáramo es liderado por la Alianza BioCuenca y ha contado con el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) con el programa El Agua Nos Une, así como de la Cooperación Alemana (GIZ), Bavaria y otros aliados.  En este marco, Gladys y Pedro, han participado en formaciones y asesorías para la producción más sostenible. Gracias a su compromiso, han mejorado sus procesos productivos y son un ejemplo para otros emprendimientos agrícolas de la región. miPáramo® ha suministrado, al emprendimiento Santa Isabel, un acompañamiento para el manejo del cultivo de manera orgánica, así como el apoyo para la creación de la marca, el diseño de empaques y la visibilidad en eventos de mercado.

Adicionalmente, se aportó una selladora de bolsas de café y una máquina despulpadora de café, llamada Ecoline 400, que reduce en un 95% el uso de agua. Las asesorías y equipos han sido fundamentales para mejorar la calidad del producto y aumentar la rentabilidad. En la finca, protegen y restauran 7.900 metros cuadrados de bosque, sembrando árboles nativos como: Roble, Aliso, Guayacán, Arrayán, Cedro y Cucharo.  Adicionalmente, Gladys ha instalado colmenas de abejas, incluidas las meliponas (sin aguijón), con el propósito de retribuir a la naturaleza y mejorar la polinización de su café. En el 2022, Santa Isabel fue ganador del concurso Piensa Verde, de la autoridad ambiental (CORPONOR) y avanza en su registro ante el Ministerio de Ambiente como un Negocio Verde.  👉 VIDEO

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Contenido relacionado

Ver más información sobre temas similares

Boletín regional El Agua Nos Une ( septiembre – diciembre 2023)